6 consejos para proteger nuestras obras

Una canción, una obra de arte, una fotografía, un guión. Cualquiera sea la obra que creemos, debemos tomar ciertos recaudos legales para protegerlas. A continuación, 6 consejos esenciales sobre derecho de autor.

1) Nadie es el dueño de un concepto o deuna idea. Las ideas no se protegen sino que lo que se protege es la forma concreta en la que esa idea o concepto se materializa o se lleva a cabo. Esta materialización o  realización concreta es la obra y eso es lo que se protege.

2) Cuando vos sos autor, vos podés editar, reproducir o distribuir tu obra a través de varios sistemas y plataformas para autogestionarte. Sin embargo, y depende el tipo de obra que hayas creado, es probable que tengas que tener en cuenta el sistema de gestión colectiva de derechos de autor. Las sociedades de gestión colectiva son SADAIC (autores de música), AADI-CAPIF (intérpretes y productores musicales), SAGAI (actores), DAC (directores de cine) y, ARGENTORES (autores de guiones).

3) Ojo con los contratos. El autor se entusiasma cuando tiene la posibilidad de firmar un contrato sobre su obra (en especial, en los primeros). Pero es necesario asesorarse legalmente antes de firmar. Algunas de las cuestiones que suelen requerir es especial atención son el alcance de las cesiones o licencias, características de los usos autorizados, los límites a los usos autorizados. Si no se toman las precauciones necesarias, existe el riesgo de perder el control de la obra o que la obra se utilice más allá de lo autorizado.

4) La creación en el ambiente digital tiene varios puntos a tener en cuenta. La premisa básica es: no todo lo que está en Internet es libre. Por ejemplo: si querés intervenir una foto que viste en la web para crear una obra propia, un remix de una canción o hacer un meme a partir de fotos, ilustraciones o videos, hay que asegurarse que no estés violando los derechos de autor de otro artista. Si se quiere usar contenido de una plataforma que dice que su contenido es libre y gratuito, asegurate de leer los términos y condiciones para ver si efectivamente todos los usos son libres.

5) A su vez, en el mundo de Internet, hay que evaluar cuál es el modelo de negocios que se va a aplicar a la obra y la estrategia legal correspondiente. Internet es un espacio en el que las infracciones a derechos de autor se multiplican. Pero si se toma los recaudos correspondientes (tener una noticia de copyright en la que se dice que vos sos el autor y cuándo lo publicaste por primera vez, términos y condiciones de uso del sitio con reglas claras sobre propiedad intelectual) es más sencillo proteger tus derechos.

6) Los colectivos de creación o los procesos en los que intervienen distintos autores (por ejemplo: cuando un artista invita a sus followers a participar del proceso creativo o se juntas con colegas para desarrollar una obra), pueden presentar ciertos aspectos complejos desde el punto de vista legal. Es importante que todos estén de acuerdo sobre cómo regular el uso y explotación de la obra para evitar conflictos.

By | 2019-01-16T10:08:23+00:00 January 16th, 2019|Sin categorizar|0 Comments