Novedades
Se creó el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento
Ayer salió la reglamentación de la Ley 27.506 que crea el “Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento” y establece reducciones/beneficios fiscales para las empresas exportadoras de tecnología y servicios.
Por Berton Moreno + Ojam
Jueves 17 de octubre de 2019
El día 16 de octubre de 2019 se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 708/2019 que reglamenta la Ley 27.506 promulgada el pasado junio, mediante la cual se creó el “Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento”.

Este Régimen tendrá vigencia desde el 1° de enero de 2020 y hasta el 31 de diciembre de 2029, y reemplaza la Ley de Promoción de Industria de Software (Ley 24.922). Establece reducciones e incentivos fiscales para las empresas exportadoras de tecnología y servicios, con el objeto de promocionar actividades tales como los servicios informáticos y digitales, software, producción y posproducción audiovisual, biotecnología, neurotecnología e ingeniería genética, industria aeroespacial y satelital, ingeniería para la industria nuclear, inteligencia artificial, robótica e internet industrial, internet de las cosas, realidad aumentada y virtual, servicios profesionales únicamente de exportación, entre otras.

Entre los beneficios se destacan: la estabilidad fiscal, reducción y devolución de contribuciones patronales, un incentivo adicional consistente en un bono de crédito fiscal transferible por única vez (equivalente a 1,6 veces el monto de las contribuciones patronales que hubiera correspondido pagar), así como una reducción de la alícuota del Impuesto a las Ganancias.
Las empresas podrán acceder a los beneficios cuando al menos el 70% de la facturación anual se genere en una de las actividades promovidas en la ley (art. 2) y tener un mínimo de 6 meses de actividad. A su vez, deberán inscribirse en el Registro Nacional de Beneficiarios.
Respecto a los emprendedores y microempresas con antigüedad menor a tres (3) años, éstos deberán acreditar que desarrollan en el país, por cuenta propia y como actividad principal, alguna de las actividades mencionadas en la ley (art. 2).

Las empresas que se encuentran actualmente comprendidas en el régimen de la anterior Ley de Software podrán inscribirse al Registro de Beneficiarios hasta el 31 de diciembre de este año, debiendo ajustarse a los requisitos del nuevo sistema hasta el 30 de junio del 2020.

Finalmente, mediante la Resolución (MPyT) 1084/2019 se designó como Autoridad de Aplicación a la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Producción y Trabajo, quedando facultada para dictar normas aclaratorias y complementarias. Asimismo, la AFIP deberá dictar las resoluciones complementarias pertinentes.